“El Cervantes de América”, tuvo la dicha de nacer aquí, de recorrer sus calles, sus iglesias y construir parte de su historia. ¡Sí! Estamos hablando del ilustre Juan Montalvo , el de la famosa frase “ Mi pluma lo mató” refiriéndose a la muerte de Gabriel García Moreno ¿ Pero cuál es la ciudad que lo vio nacer?, justamente la “ Tierrita Linda”¡ Ambato¡

Ambato es la capital de la provincia de Tungurahua, ciudad llena de ilustres personajes que han sido cuna de grandes aportes culturales, la tierra de los tres juanes, la tierrita linda o la tierra de las flores y las frutas es sin duda una ciudad que tiene mucho que contar.

Lamentablemente  el 5 de agosto de 1949, Ambato sufrió una de las catástrofes más grandes de su historia, un terremoto que dejó más de la mitad de la ciudad en ruinas, llevándose a su paso familias enteras e infraestructura colonial imposible de recuperar, pese a la gravedad de dicho acontecimiento, en pocos años esta hermosa tierra logró sobresalir y ahora es una ciudad cosmopolita, que brinda calidez y calidad en cada uno de los lugares que se visita.

Caminar por la calle Cevallos es sin duda una de las experiencias más enriquecedoras que se puede tener, más aún si coincide con un desfile  particular en el que se presentan niños, jóvenes y adultos, todos por igual, carros alegóricos, alegría, comida y demás. Y ¡no! no les estoy hablando del carnaval de la flores y las frutas, que quizá es uno de los más importantes de la ciudad, sino de un desfile que presenta parte de tradición  cultural que lleva esta ciudad, les estoy hablando del desfile en honor al Colegio Nacional Bolívar, una institución de prestigio que por su grandeza ha sabido reunir a propios y extraños en la participación de sus fiestas patronales.

Y es que la pequeña visita que hicimos hace más de un año coincidió justamente con esto, sin mucho que esperar pudimos observar jóvenes llenos de algarabía y orgullosos de pertenecer a tan noble institución, tampoco tienen mucho que envidiar al desfile de las flores y las frutas (lo hablaremos en una próxima oportunidad), el recorrido llamo la atención por el orden, disciplina y porque no hablar de la belleza de las ambateñas que sin duda alguna atrajo a propios y extraños.

La ciudad está rodeada de tradición y algo que llama mucho la atención es la alegría de su gente que se contagia en cada paso que se da. Al casi finalizar la calle Cevallos se encuentra un redondel que nos lleva al monumento de Juan León Mera, ¡ Sí! El compositor de la letra de nuestro himno nacional.

Dentro de la ciudad puedes visitar varios lugares de valor histórico e importantes para los Ambateños, como es la Catedral de la ciudad, icono arquitectónico que se construyó en 1698 cuando luego del terremoto la ciudad se asentó en ese lugar, fue un chozón grande con cubierta de paja y que poco a poco fue creciendo con las contribuciones de los priostes y las fiestas, hasta ser reemplazada por otra iglesia en el mismo sitio.

La Casa de Montalvo también forma parte de este recorrido funcionando como museo en honor al escritor desde el año de 1988, casa que aloja un sin número de valiosas piezas y obras literiarias. El cadáver de Don Juan Montalvo reposa en su interior y puede ser observado por el público. El 13 de abril de cada año es homenajeado por la labor educativa de este Ilustre ambateño.

Si contamos con tiempo podemos visitar de igual manera la Quinta de Juan Montalvo, lugar propio de su residencia que aun conserva rasgos arquitectónicos de la época, la Quinta de Juan León Mera declarado Patrimonio Histórico Nacional, no se queda atrás, lugar que lleva el nombre del escritor de nuestro Himno Nacional.

Se podría hablar mucho más de “La tierrita linda”, ¡ y lo haremos!¡ Ven y sígueme la pista!

20180421_153518
Categorías: BLOG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *