“y ahí estaba con una maleta, un par de cartones, el calor impregnado en su piel, el corazón acelerado, lágrimas en los ojos y el alma ilusionada, sabía que había llegado a la ciudad que la vería volver a nacer”                                                                                        Melisa Bastidas

Siempre he pensado que una ciudad se forma desde el modo de vida de sus habitantes, de sus costumbres, de sus tradiciones, de sus iglesias, plazas y edificios. Se han preguntado alguna vez que no más habrá visto la plaza más antigua de tu ciudad, que acontecimientos de relevancia ocurrieron hace muchos años atrás, cuantas personas abran pasados por esas calles donde ahora caminas día a día, porque aquella esquina es tan importante, porque decidieron llamar a esa ciudad como se la llama ahora.

Plaza Central – Ciudad de Puyo
Catedral – Ciudad de Puyo

Hace dos años llegue a esta ciudad, tranquila, demasiado para mi gusto, con miedo y con una maleta llena de sueños, uno en particular, la quería conocer a fondo, vi que la naturaleza es el eje fundamental y hoy por hoy me encuentro en una ciudad poco convencional, en esas ciudades en donde no hay esmog, no hay congestión, la gente no corre para ir a trabajar, no hay mucho estrés, todavía se respira aire puro, la gente saluda así no te conozca, y la inocencia de los niños y jóvenes aún se conserva a pesar de las redes sociales, tecnología y demás incluso me atrevería a decir que en los adultos también hay un poco de esa inocencia, deje la selva de cemento por una de verdad (en teoría) he visto más árboles aquí en un mes que en 25 años permanentes en la ciudad, y es así que empecé un nuevo rumbo un  nuevo camino.

Río Puyo – Fotografía: Karina Azócar

Pero aquí hay algo en especial las personas mayores aún recuerdan como se formo la ciudad, porque es relativamente nueva, pero los jóvenes no lo saben, (la historia les parece aburrido), hay espacios históricos de gran relevancia que pasan desapercibidos por muchos, uno que otro abuelito te comenta ¡sí niña aquí fue el primer hotel de la ciudad!, pero la gente no lo sabe, caminamos sin saber que paso, toda casa, todo edificio, toda iglesia tienen un porque de estar donde están.

Mirador Malecón Boayacu Puyo

¿No te gustaría saber que paso hace muchos años en tu ciudad? ¿Cuán importante es tu ciudad para mucha gente?

Es por eso que he llegado hasta aquí, creo que tengo un propósito, me considero aún una turista acá, pero se varias cosas que quizá muchos de acá no conocen.

Malecón Boayacu Puyo

Esta ciudad tiene mucho que brindarte, muchas historias que contar bajo la lluvia, el sol y la fiesta. ¿Estas preparado para lo que se viene?

¡Ven y sígueme la pista!

Nota: Sí me sigues desde nuestra anterior casa en wordpress sabrás de que ciudad te hablo

Categorías: BLOG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *